• Yubia Valette

Verdad o Mentira!. Sobre el respeto, los celos, el impulso.

Actualizado: feb 2


















“Que no se atreva nadie a mirarte con ansias Y que conserven todos respetable distancia Porque mi pobre alma se retuerce de celos Y no quiere que nadie respire de tu aliento.


Porque siendo tu dueño no me importa más nada Que verte solo mía, mi propiedad privada…”


Dice Ivonne Bordelois en su libro “Etimología de las pasiones”:


“En cuanto a los celos, el origen indoeuropeo de esta palabra es incierto. Al parecer, se trata solo de una de las muchas derivaciones de algunas raíces indoeuropeas tales como*kel uno de cuyos sentidos es cubrir, proteger, mantener secreto, ocultar, de donde deriva el latín celare; cella es capilla, granero y también celda. En latín tardío zelo significa amar, adorar, envidiar, celar, y zelus es celo, emulación, envidia. (…)

Celare es mantener secreto, ocultar, cubrir, mantener en la ignorancia, ocultar una cosa a alguien. (…)

En griego zeo es hervir y zelos significa ebullición, ardor. (…)

El celoso es a la vez fiel y paranoico. En inglés zealous quiere decir ferviente, fervorosamente atada al cumplimiento del deber. (…) Celo significa ahínco, deseo. Las celosías (persianas que ocultan a las mujeres) vienen de los celos; significan el encierro, tras la ventana enrejada, del objeto de los celos. (…)

Como en el entramado sutil de las celosías, los significados de esta palabra, se trenzan y se multiplican. El que cela se oculta, sospecha persigue velozmente, está devorado por el ardor hacia el objeto de su amor o su ambición y rivaliza con quienes compiten con él para obtenerlo.

Mientras el envidioso desea algo que no posee, el celoso teme ser despojado de aquello que cree poseer. El celoso, como ya se ha dicho, es un típico obsesivo”.

El capitalismo y el patriarcado confunden deliberadamente amar con tener, poseer. Y para seguir poseyendo, hay que encerrarlo en una celda.

Cuántas mujeres escucharon el bolero de Rosamel Araya y creyeron que ésa era la máxima expresión del amor, hasta que después de muchos golpes, él se justifica y dice: La maté porque era mía.

"¿Cuál es el origen de la palabra respeto?

Concepto de respeto. La palabra respeto proviene del latín respectus y significa “atención” o “consideración”. De acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), el respeto está relacionado con la veneración o el acatamiento que se hace a alguien. El respeto incluye miramiento, consideración y deferencia."


"Impulso:

Sustantivo masculino. Este vocablo se refiere como la acción y resultado de impulsar, arrojar, despedir, impeler, sacudir, echar o propulsar una cosa, elemento o persona. Fuerza, vitalidad o empuje que hace moverse a un cuerpo. Se puede emplear también en sentido figurado. Motivo o anhelo de tipo afectivo que induce en hacer algo de una manera súbita sin reflexionar o recapacitar. Insinuación, sugerencia, incitación, inducción, apremio o acicate. "


Ahora analizo por que unir estas tres palabras, ya que están muy unidas entre si, ahora veamoslo!.

"Los motivos que nos llevan a ser celosos pueden ser muy diversos:


La idea irracional de que “todos (o todas) son iguales”, infieles y mentirosos por naturaleza.No haber superado una traición a nuestra confianza y convertirnos en desconfiados con todo el mundo. Estamos heridos y sospechamos que todo el mundo nos puede hacer daño.Sentirnos inferiores, pensar que no somos “dignos” de ser amados: por lo que esperamos que en cualquier momento dejen de querernos  o encuentren y se enamoren de otra persona “mejor” que nosotros.Problemas de inseguridad que nos llevan a un miedo exagerado a perder al ser amado: Nos vuelve híper-alertas ante situaciones o personas que consideramos una “amenaza”.Considerar que la otra persona “nos pertenece” y está obligada a dedicarnos atención exclusiva.Creer erróneamente que el sentimiento de posesión y los celos son síntomas de que “queremos mucho” a esa persona. Eso no es amor. Lamentablemente esa creencia irracional está muy extendida.Dependencia emocional por la pareja: definirnos a través del otro, vivir sólo y para nuestra pareja, poniéndonos en segundo lugar, anulando nuestra propia identidad e independencia. Esto genera una gran angustia a perder al ser amado pues sin él "no somos nada" .

Los patrones pueden ser  muy diversos, pero siempre implican inseguridad, desconfianza y comúnmente problemas relacionados con la autoestima.

Hay muchos estudios sobre celos “normales” y “patológicos”: el límite sin embargo no está muy claro. ¿La inseguridad está generada por causas reales (engaños o mentiras previas por ejemplo) o son irracionales y exagerados? En ambos casos hay un problema, y una desconfianza "justificada" que no se soluciona puede acabar por convertirse en unos celos patológicos.

Angustiarse por la posibilidad de que algo malo pase, o por la posibilidad de perder algo, es un patrón que se repite también en trastornos de ansiedad. Nos impide disfrutar del presente. No se trata de ser "inocentes" o "pasotas" se trata de darle a las cosas el peso que realmente tienen, y afrontar los problemas cuando sucedan.

Preocuparse por perder a quien amamos, sentirnos inseguros ante una amenaza concreta, o desconfiar después de una traición o mentira puede considerarse lógico. El tema como siempre está en el peso que se le da, cómo lo vivimos y el equilibrio.

Los celos se retroalimentan a sí mismos, nos hacen infelices, y muchas veces acaban por provocar lo que tememos: que dejen de querernos.

¿Habéis oído hablar de las “profecías autocumplidas”? El celoso suele desconfiar constantemente y vivir en un estado de alerta permanente: manifiesta esta desconfianza enfadándose, pidiendo explicaciones continuamente, “prohibiendo” cosas al otro, buscando “pruebas” de posibles traiciones, vulnerando la intimidad de la otra persona, creándose “películas” en su mente (y enfadándose en consecuencia por algo que simplemente está imaginando).. 

Estas situaciones provocan conductas que alejan cada vez más a la pareja,  la desconfianza aumenta más en consecuencia, haciendo “crecer la bola”, y finalmente acaba por romper la relación.


Pero entonces ¿Cómo enfrentarse a los celos? ¿Cómo salir del círculo vicioso y destructivo? De dos formas:

Fomentando su contrario con nuestra pareja: La Confianza y el amor. Haciendo más grandes todas las cosas que nos unen. Recordemos que los celos alejan: generan desconfianza, resentimiento y odio. Sin embargo la confianza, la complicidad, ser cariñosos, empáticos, respetuosos, reírse juntos, las expresiones de cariño... esas son algunas cosas que nos acercan. Reforzar lo que nos une hará haciendo más pequeña cualquier posible desconfianza. Hacer actividades juntos, fomentar la comunicación, la complicidad, las risas, las expresiones de cariño.. son buenas herramientas para hacer más grande lo que os une.No esperes a que la otra persona "te demuestre" que te quiere haciendo tal o cual cosa: siembra tú el cariño con tu actitud, céntrate en lo que puedes hacer tú para ser mas cariñoso, cómplice, afectivo.. para seducir y conectar con la persona amada. Predica con el ejemplo tratando al otro como te gustaría que te traten a tí y haciéndolo sentir amado. Por ejemplo: Si nos enfadamos por lo que el otro "no hace" simplemente aumentamos la distancia entre nosostros.. Si espero que mi pareja me de un beso al llegar  a casa, y como no lo hace yo me pongo de mal humor, puede que incluso le diga algo como "¡No eres capaz ni de venir a darme un beso! ¡No te importo nada!" lo más probable es que él o ella  se aleje: a nadie le apetece acercarse a alguien con cara larga..  Sin embargo, si en la misma situación yo me acerco cariñosa a darle yo un beso, y le digo tiernamente "me gusta que me vengas a saludar con un beso al llegar a casa, te echaba de menos, no te olvides de venir a darme un beso mañana"... ahí sí estoy fomentando el cariño ¿Notáis la diferencia? Sé concreto y explícito en tus necesidades y en las cosas que te gustarían, en lo que te hace sentir bien, y exprésalo desde el cariño y con el ejemplo.Fomenta la complicidad y el cariño, No el control.  Es mejor por ejemplo fomentar y pedir más expresiones de cariño, ser más detallistas, hacer actividaes juntos, buscar tiempo de calidad con la pareja, fomentar charlas y risas.. que pedir las contraseñas del móvil, que no hable con tal o cual persona, o cualquier otra actitud de control: el control ahoga, acaba por marchitar la relación. Si te persiguen, acabas por huír, así de simple: la sinceridad no es contarlo todo y tener un control absoluto, es sentirnos cómodos de ser como somos y de confiar en elotro.Trabajar ndividuamente con nuestras propias inseguridades y “equilibrarlas”.  Fomentar la seguridad en nosotros mismos, y razonar con nuestros miedos: no se trata de no tener miedo, sino del peso que le damos al mismo. De equilibrio. La inseguridad y la incertidumbre forman parte de la vida, hemos de aprender a vivir con ellas.

Si los celos os están torturando hay que tomar medidas al respecto. Recordad: no es un síntoma de amor, es un síntoma de inseguridad y desconfianza, y os aleja.

Se ha de evaluar de dónde viene la desconfianza y qué puede hacerse al respecto. La terapia de pareja, o individual (para la persona que siente los celos),  en estos casos puede ser una buena opción."

www.yubiavalette.com

*Varias fuentes tomadas para este articulo.

57 vistas
Yubia Valette - Logo

Reconstructivas   Consteladora   Reconexión  |  Conferencista

+1 (829) 344-1166  WhatsApp

yvalette@yubiavalette.com