• Yubia Valette

SONIDOS. Sobre armonizar-nos con sonidos de alta frecuencia.

Actualizado: abr 13



Nikola Tesla dijo: "Si quieres entender el Universo piensa en energía, frecuencia y vibración".


Todo lo que existe en la creación es pura energía que se manifiesta a través de la vibración armónica de la luz y del sonido. Por tanto, en el plano de la existencia 3D, el mundo de los 5 sentidos, todo se percibe a través de la luz y el sonido, que es la forma más básica de la expresión de la energía. Pero es esta energía la que creó nuestra matriz de tiempo y espacio en la cual nosotros percibimos nuestra existencia tridimensional como algo tan real, esa realidad que podemos palpar y sentir como algo tangible; pero en verdad, no es tan simple ni sólida nuestra realidad, es como dice Tesla «energía, frecuencia y vibración» percibida en nuestro mundo físico como algo tangible, pero que si verdaderamente queremos entender tanto el Universo como al humano mismo no podemos dejar nunca de lado el concepto de energía; una energía que tiene la capacidad de expresarse de infinitas formas, y esta expresión infinita se logra precisamente a través de las diferentes frecuencia de vibración que la energía va adoptando.


Oriente poseían una concepción holística del ser humano y consideraban que los males del cuerpo tenían una raíz más profunda. La enfermedad no era más que una desarmonía energética del individuo. En resumen, nuestros ancestros parecían saber que todo vibra en el universo.


Pitágoras afirmaba “que cada cuerpo celestial, cada átomo, produce un sonido particular debido a su movimiento, ritmo o vibración. Es más, todos esos sonidos o vibraciones componen una armonía universal en la que cada elemento, sin perder su propia función y carácter, contribuye a la totalidad “y esto claro incluye al cuerpo humano.


Cada célula y cada órgano de nuestro cuerpo, por tanto vibran continuamente a una determinada frecuencia. Y así, cuando un órgano está sano su frecuencia vibratoria esta en armonía con el resto del cuerpo; pero si esta frecuencia se altera se rompe la armonía y aparece lo que conocemos como enfermedad.


También sabemos hoy – por el principio de resonancia – que es posible modificar estas frecuencias alteradas a través de la transmisión de otras frecuencias. Y eso es lo que convierte al sonido en un proceso terapéutico capaz de abrir la puerta al equilibrio físico, emocional, mental y espiritual. Y es que gracias al principio de resonancia, que el sonido de los cuencos de cuarzo ajusta la vibración de la persona a la misma frecuencia emitida del mineral; es decir, terminan ambos vibrando al mismo ritmo.


Sin más te invito a este concierto sanador de sonidos y frecuencias con diferentes métodos.

sientate en un lugar tranquilo y cómodo con los pies sobre el piso y disfruta.!


www.yubiavalette.com

*Varias fuentes consultadas para este articulo."








76 vistas
Yubia Valette - Logo

Reconstructivas   Consteladora   Reconexión  |  Conferencista

+1 (829) 344-1166  WhatsApp

yvalette@yubiavalette.com