• Yubia Valette

Skin. Sobre la piel que habito.

Actualizado: jul 15


Iniciemos este blog con un ejercicio, esa es la invitación... ¿Te animas?


Cierra tus ojos y empieza a observa tu respiración y lentamente baja el mentón y empieza a entrar en este proceso, ahora vas a imaginar que tu piel tiene un zipper en la parte posterior y que lentamente vas a bajar ese zipper que contiene tu piel y que vas a ir sacando del cuerpo el traje que llevas como piel. Empiezan los hombros, todo el torso, el cuello, la cabeza, las manos, los dedos, y por ultimo las piernas y los pies. Acabas de quedarte completamente desnudo/a, ¡sin piel!

Ahora imagina que caminas lentamente hacia un espejo y observa... ¿qué ves? ¿Qué puedes ver de ti en ese espejo, sin piel? ¿Qué queda?


Toma nota en un cuaderno de todo lo que te llegue, luego de que todo el mensaje este en ti. Ahora te vas a visualizar llenando de miel toda esta estructura sólida y vas a tomar de nuevo tu piel, y reponla en tu cuerpo, con un movimiento inverso al anterior, ahora como si estuvieras poniendo sobre tu cuerpo unas medias, desde los pies hasta la cabeza, vas a reponer tu piel en tu cuerpo.


¿Cómo te sientes ahora? Empieza a observar tu piel atentamente y en conciencia, ¿qué fue diferente? ¿Para qué necesito esta piel? ¿Cuál es el mensaje?


"La Piel es el órgano más grande del cuerpo. La misión de la piel es la protección. La piel delimita lo que somos y nos separa de lo que no somos. 


Si la piel está afectada nos está diciendo que  hay un conflicto de separación, por exceso o por defecto. Personas muy sensibles, que sienten mucho el contacto físico, especialmente sensibles al tacto; heredaron este patrón del árbol genealógico, bien por exceso o por defecto: se acostumbraron a tenerlo o a no tenerlo.


Sentir des-protección, sensación de abandono, es una pista para comprender el programa básico, si hay un problema en mi piel, puede que lleve un programa que no es mío, es heredado de mi trans-generacional, de mi familia.



La piel consta de tres capas


•       Epidermis (externa) – Pertenece a la 4ª Etapa de formación del feto

•       Hipodermis (interna) – Pertenece a la 3ª Etapa de formación del feto

•       Dermis (intermedia) – Pertenece a la 2ª Etapa de formación del feto


Según la mirada de Descodificación biológica.


La Epidermis pertenece a la 4ª Etapa embrionaria (Relación) ¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?


El conflicto puede ser real o imaginario. La mayoría de las veces no somos conscientes de que estamos teniendo una profunda emoción que afecta al cuerpo físico.


Si presentas cualquier problema en la epidermis significa que estás viviendo un conflicto de separación con respecto a tu madre-padre (real o simbólico), la familia, los amigos, compañeros de trabajo, hijos, pareja etc. Estás sintiendo una emoción relacionad con la falta de “contacto”.


Este conflicto de separación (consciente o inconsciente) produce sentimientos de angustia, de amenaza , miedo y alteración del sistema nerviosos. Hay que tener en cuenta que la piel es una gran superficie de protección y es normal que refleje nuestros estados emocionales.


La Hipodermis pertenece a la  3ª Etapa embrionaria (Movimiento, Valoración) ¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?


Si presentas cualquier problema en la hipodermis, significa que estás viviendo un conflicto de desvalorización estética de ti mismo/a, en una parte de tu cuerpo que ha sido juzgada como “fea”.


Si entras en conflicto con los juicios que hacen de alguna parte de tu cuerpo, te  sentirás poco atractivo/a y el sentimiento por tu falta de belleza hace que tu hipodermis se dañe.


La Dermis  pertenece a la 2ª Etapa embrionaria (Protección) ¿Qué conflicto emocional estoy viviendo?


Si presentas cualquier problema en la dermis, significa que estás viviendo un conflicto de separación. Tu deseo es  obtener un contacto pero este no se da o sientes que no es posible.


El sentimiento es de estar separado/a de algo o alguien con quien desearías fervientemente tener más cercanía, más y mejor relación.



Algunos significados de las afecciones más corrientes de la piel


  • Vitiligo: conflicto de separación y malestar al mismo tiempo. Separación brusca, desagradable o traumática de un ser querido. Es como limpiar la mancha.

  • Verrugas: es una protección que ha dejado la marca de un ataque o una agresión. Puede ser desvalorización a nivel estético. Sentimiento de suciedad o conflicto de mancha: “Hice mal mi proyecto, peor que mis compañeros”. “No soy guapa/o”. “No vino a la presentación de mi libro, no le importo”

Simbolismos generales de la localización de verrugas:

Pies = Raíces (Relacionado con padres y abuelos).

Cara = Imagen de mí misma.

Cuello = Estoy envejeciendo.

Manos, palma o dorso = No tengo buena letra, no escribo bien, no trabajo bien.

Párpados = No veo reconocimiento hacia mí.

Brazos = No soy bueno/a en mi trabajo o en el cumplimiento de mis deberes.

Plantas de los pies = Miedo al futuro, a los cambios.

¿Cuál es la emoción biológica oculta?: Pequeñas manifestaciones de odio.

Creencia de fealdad.


  • Nevus, lunares: Conflictos de mancha. Nos protegemos de una mirada, un contacto.

  • Lipoma: Desvalorización estética local y sobreprotección.

  • Acné: Conflicto de identidad: recibir insultos relacionados con la cara, cambio de nombre, conflicto con la valoración de tu estética, conflicto con lo que te refleja el espejo, conflicto de suciedad.

  • Impétigo: Ataque contra la integridad con sensación de separación.

  • Transpiración: Cuando la persona se siente atrapada, cuando no puede contar con su madre. “No quiero que nadie me atrape en un ambiente de miedo”

  • Hiperhidrosis en la palma de la mano o planta de los pies: “me siento como si tuviera que escapar de una trampa”, “miedo de que mamá me toque porque me hará daño”, “hay que correr, escabullirse, escurrirse”

Ese es el sentido de sudar: poder escurriere con facilidad.

  • La psoriasis: es una hiper-queratización de la piel. Se resiente un programa de relación padre-madre conflictivo. Hay un exceso de protección o un deseo de separación y se crea más piel frente al exterior: “papá”.

  • La couperosis: es un problema de sangre y rojez en la piel. Hay un conflicto con irritación, ira o relacionado con sangre-familia, o energía primordial en la piel. El conflicto de separación trae efectos familiares o de energía básica en el lugar donde se tenga el problema.

Una vez se confirme cómo se está viviendo el supuesto aspecto de contacto desequilibrado en el presente, en el caso de una enfermedad o señal en la piel, habría que sanar las anteriores experiencias de separación vividas en la niñez, adolescencia o pasado para que la sanación sea completa.


La parte del cuerpo afectada tiene su simbolismo

  • La cabeza: cabeza de familia, jefe, un superior, nuestra parte mental.

  • La cara: tiene que ver con la imagen. Conflicto con la imagen que damos que no nos gusta, consciente o inconscientemente.

  • Las manos: son padre, marido o jefe: qué hago o no hago con él o por él.

  • Las uñas: tienen que ver con nuestra defensa o agresividad. Agredimos y nos agredimos.

  • Las rodillas: sumisión.

  • El trasero: con la identidad y que lugar ocupamos en el mundo.

  • Los muslos: con la sexualidad.

  • Los codos: con el trabajo competitivo, aunque sea contigo mismo/a.

  • Los antebrazos: a dónde llegamos real o simbólicamente.

  • Los pies: son la madre o el trabajo.

El lado derecho en diestros es papá y el lado izquierdo es mamá. En los zurdos es al contrario.

  • Si hay enrojecimiento o irritación hay ira. La ira es la frustración del juego, de la diversión, la pasión o la creatividad.

  • Un eccema suele expresar un contacto/separación irritante. Si el contacto fue en el pasado pudo haber un momento en el que se sintió el trauma con una gran fuerza emocional.

  • Para sanar cualquier conflicto hay que volverlo a “resentir”, y darse a sí mismo herramientas nuevas, que en ese momento no se tenían: nueva forma de verlo, de sentirlo, nuevas emociones que resolverán ese conflicto en el momento que se creo.


Como prevenir los problemas de la piel

  • Cuida tu piel del sol y mantenla limpia e hidratada.

  • Aprende a confiar en ti misma/o y en la vida.

  • No existen tantos peligros reales que atentan contra tu vida como imaginamos.

  • Aléjate de las personas tóxicas, de las que restan y rodéate de las que suman y te hacen feliz.

  • Acaricia y déjate acariciar. Toca más, el tacto es un estupendo sentido.

  • Practica el dar sin esperar nada a cambio.

  • Acepta tu imagen, no la escondas, mejora lo mejorable y embellece e integra lo que no puedes cambiar.

  • Siéntete libre de expresarte con naturalidad. 

  • Elige libremente el territorio en el que quieres vivir.

  • Ábrete al mundo y a los demás


La piel detecta los conflictos de contacto interno/externo de nuestro universo particular


Cuando se está bien la piel está sana, radiante, sin problemas de alteración alguna. Es el escaparate donde podemos ver nuestro estado interior con total nitidez. Cuando se está mal interiormente, sea por un problema consciente o inconsciente, nuestra piel lo refleja en múltiples problemas difíciles de ocultar.


Así que utiliza tu piel como medio de saber lo que está pasando a niveles más profundos, para poner luz y solucionarlos, y así tu piel y tu alma resonaran con el brillo de la salud y armonía que tú en esencia eres.


Consultadas diferentes fuentes para la elaboración des este blog*




92 vistas
Yubia Valette - Logo

Reconstructivas   Consteladora   Reconexión  |  Conferencista

+1 (829) 344-1166  WhatsApp

yvalette@yubiavalette.com

Copyright © 2017   |  Yubia Valette©  |  Todos los derechos reservados

Desarrollada por Albania Aybar y Rafael Emilio Genao