• Yubia Valette

La mente. Sobre cómo nuestros pensamientos nos traicionan.

Actualizado: feb 2


La Mente: Definición.


"Sustantivo femenino. Este vocabulario se refiere a una aptitud, capacidad o la idoneidad de tipo intelectual de una persona, puede aludir a una potencia de tipo reflexivo del alma. (en psicología) grupo de actividades y un procedimiento de tipo psíquico, puede ser consciente o inconsciente, de carácter cognitivo y abarca algunos parámetros como la memoria, conciencia, percepción o pensamiento.


La mente se define como el conjunto de procesos que realizan las células cerebrales (neuronas), que se manifiestan en forma de pensamientos. Sin embargo, su funcionamiento sigue siendo una incógnita para la mayoría de seres humanos, al igual que su potencial. Y es que la mente puede manipularnos, esclavizarnos o por el contrario, liberarnos.



¿Tienes idea de como tu mente te domina? ¿Por qué tendemos a pensar en negativo?

Por nuestra estructura mental, nuestras creencias y la escala de valores del sistema en el que vivimos. Caer y regodearse en lo negativo es siempre más fácil. Es un acto inconsciente y no requiere esfuerzo. Hemos creado una forma de vida que prioriza la evasión y el beneficio material ante todo. Con tanta sobreexposición a los estímulos que nos rodean, nuestras mentes están saturadas y nos dejamos invadir por creencias que nos limitan. Tal como dijo Ghandi, “es más fácil responder a la violencia con más violencia; lo que es verdaderamente difícil es responder a la violencia manteniendo la calma”. Pero potenciar lo positivo, aunque puede que cueste más esfuerzo, es más beneficioso para nuestra salud emocional.



¿Se pueden controlar estos pensamientos negativos?

Sin duda alguna, pero hay que potenciar la “gimnasia mental”, tener voluntad y mucha determinación. Nuestras mentes están débiles, abotargadas, en desuso. Hemos mecanizado tanto nuestras respuestas que apenas dejamos espacio entre el estímulo y nuestra reacción. Por ejemplo, si vas en coche y otro conductor te corta el paso, generalmente sueltas algún improperio acompañado de un sonoro bocinazo. No te planteas que el otro conductor quizás no lo ha hecho adrede, simplemente se ha despistado, algo que mañana te puede suceder a ti. Por supuesto, crear este espacio de consciencia requiere compromiso y entrenamiento. 



¿Cómo podemos cambiar nuestra manera de pensar?

Observando y trabajando nuestro interior. Es importante que nos dediquemos un rato cada día a nosotros mismos. Aprender a controlar la respiración es un buen comienzo, además de profundizar en las técnicas de relajación, la visualización y, sobretodo, la meditación

Un buen ejercicio es parar, conectarse con la respiración y observar con atención nuestros pensamientos, aceptándolos y dejando que poco a poco la mente se vaya serenando. De este modo iremos creando un espacio de silencio en nuestra mente. En este punto, podemos “jugar” a recordar un momento feliz de nuestra vida, visualizándolo como si lo estuviéramos viviendo de nuevo, y poco a poco recrearemos la experiencia que tuvimos. Sentiremos los efectos del pensamiento imponerse en nuestro cuerpo: probablemente no podamos evitar sonreír, y físicamente nos relajaremos. 


Así, aprender a controlar nuestros pensamientos puede cambiar nuestra manera de entender y vivir la vida.

Por supuesto, en la medida que nos demos el espacio necesario entre el estímulo externo y nuestra reacción, y reprogramemos nuestra mente a través del pensamiento consciente, cambiaremos la percepción que tenemos de nuestro entorno. Conectándonos a nosotros mismos y al momento presente podremos ser más capaces de “plantar” semillas de pensamientos positivos a través de los que podremos convertirnos en co-creadores de nuestras experiencias y, por ende, de nuestra realidad. 



¿Y cómo podemos dirigir conscientemente los pensamientos?

Para poder cambiar los pensamientos primero hemos de ser conscientes de qué es lo que ocurre en nuestra mente. Para ello necesitamos centrarnos, ser conscientes de nosotros mismos y de lo que nos rodea, observar y decidir en qué dirección queremos dirigir los pensamientos. Los seres humanos no tenemos límites, sólo los que nos imponen nuestros propios pensamientos. Y mediante el entrenamiento adecuado, podemos utilizarlos y dirigirlos conscientemente, escogiendo qué y cómo queremos pensar. Así es como podemos conseguir la maestría en el arte de mantener la mente en equilibrio y lograr un bienestar verdadero y sostenible. La palabra clave en todo este proceso es “consciencia“.



En clave de coaching

¿Qué pensamientos tienes cuando te despiertas? ¿Qué pensamientos son los que te roban tu energía? ¿Qué pensamientos y sentimientos te llenan de felicidad?



En clave personal

Tu mayor pasión: meditar, descubrir el silencio interior, y compartirlo con los demás Tu mayor virtud: paciencia y constancia Tu mayor defecto: demasiada independencia Un aforismo: En la sencillez está la belleza y la sabiduría Una película: Gandhi Un libro: “¿Quién manda en tu vida?”"



Sugerencias...

  1. Cambia tus pensamientos negativos por otros positivos 👍.

  2. Libera tu mente.

  3. Habla con una persona que te comprenda.

  4. ¡Aléjate de las personas tóxicas!

  5. Date un empujoncito a ti mismo.

  6. Sé un maestro Jedi: aprende a concentrarte.

  7. Busca lo que realmente te motiva en tu vida.

  8. Empieza a hacer un poco de ejercicio.

  9. ¡Lo mejor del mundo! Dormir 😴.

  10. Para el carro 🚗 y ¡no pienses tanto!

  11. Descubre cuál es la raíz de tus miedos.

  12. Encuentra la razón lógica a tus miedos.

  13. Da el primer paso para superar tus miedos.

  14. Confía más en ti mismo.

  15. Cambia tus malos hábitos.

  16. ¡Vístete con una sonrisa!

www.yubiavalette.com

*Varias fuentes tomadas para este articulo.





56 vistas
Yubia Valette - Logo

Reconstructivas   Consteladora   Reconexión  |  Conferencista

+1 (829) 344-1166  WhatsApp

yvalette@yubiavalette.com