• Yubia Valette

Invisibles. Sobre el principal blanco de esta pandemia: nuestros envejecientes.

Actualizado: hace 3 días


¿Qué tan difícil ha sido para ellos? Muchos ya olvidados y ahora tener que lidiar con el distanciamiento social de sus familiares.


El aislamiento por la pandemia del coronavirus puede perjudicar la salud mental de los más ancianos.


El coronavirus Pede infectar a cualquier persona, pero son los adultos mayores (de 60 años en adelante) quienes tienen más probabilidades de enfermarse gravemente.



Recomendaciones


La importancia de mantener los buenos hábitos, incluyendo suficiente tiempo para dormir, la alimentación saludable y el ejercicio.

El ejercicio. Puede ayudar a impulsar el sistema inmune, disminuir la inflamación y tener beneficios mentales y emocionales. Un paciente que depende del ejercicio diario en el gimnasio pero quiere evitar situaciones riesgosas quizá simplemente pueda tomar un paseo.


Mantener la comunicación y formar redes de apoyo, integradas por familiares y amigos, puede ayudar a preservar la tranquilidad, el buen ánimo y óptimos niveles de bienestar de los adultos mayores, pese a las restricciones de aislamiento social que dicta la Organización Mundial de Salud (OMS).  


"Es muy importante tener contacto de manera distinta y formar redes sociales de apoyo, que no tienen nada que ver con Facebook o Twitter, sino con mantener la comunicación con la persona, externar nuestros sentimientos, hablar sobre nuestros pasatiempos o sobre las cosas que sean placenteras".  


Debido a que muchos adultos mayores necesitan ayuda para llevar a cabo sus labores cotidianas, la especialista considera que los familiares deben colaborar para facilitarles la vida.


También pueden aprovecharse las redes sociales digitales, ya que muchos adultos mayores cuentan con teléfonos celulares conectados a la internet para hacerles saber nuestra presencia y respaldo.  


"Por ahora la recomendación es mantener la distancia, sin besos ni abrazos, pero entre los familiares podemos turnarnos para hacerles una visita al menos por una tarde, y con esto aprovechar para llevar los víveres o despensa, o si es alguien que no cocina podemos llevarle guisos preparados para que coman", expresó.   


La reclusión en casa por el coronavirus también es una gran oportunidad para reforzar la práctica de algún pasatiempo o retomar actividades y costumbres que resulten placenteras.

Por ejemplo, los adultos mayores tendrán más tiempo para leer, escribir, ver películas o series, cocinar o pintar. Estas actividades también estimulan el autocuidado del cerebro y mantienen activa la mente de la persona, alejándola de la preocupación por el contagio.


"Podemos acercarles y llevarles sopas de letras, sudokus, algún juego de memoria o de cartas, actividades que pongan en práctica sus procesos cognoscitivos. Cuando estamos entretenidos u ocupados con alguna actividad disminuye la probabilidad de que estemos pensando en cosas y bajan el estrés o la tensión".


Mejorar la alimentación e incrementar la actividad física para reforzar el sistema inmunológico, aunque con las limitaciones del aislamiento social.


"Por ejemplo, pueden comer muchos alimentos con vitamina C, como las guayabas, y mejorar el sueño. Aunque los adultos mayores duermen poco, esas horas de sueño tienen que ser de calidad".  


www.yubiavalette.com














40 vistas
Yubia Valette - Logo

Reconstructivas   Consteladora   Reconexión  |  Conferencista

+1 (829) 344-1166  WhatsApp

yvalette@yubiavalette.com