• Yubia Valette

GASLIGHTING. Sobre la nueva programación de la que somos objeto

Actualizado: abr 27


"Gaslighting" es un patrón de abuso emocional en la que la víctima es manipulada para que llegue a dudar de su propia percepción, juicio o memoria. Esto hace que la persona se sienta ansiosa, confundida o incluso depresiva.

Este término es proveniente de la obra de teatro ‘Gas Light’, en la que, durante la historia, el marido intenta convencer a su esposa y a otras personas de que ella está loca cuando atenúa las luces de gas para dañarla. A pesar de que las pruebas muestran lo contrario, el hombre insiste en que su esposa es la que está mal, por lo que ella empieza a duda de sí misma.


La manipulación para dudar de nuestra propia cordura.

Este tipo de manipulación es muy sutil pero peligrosa, ya que nos lleva a creer que realmente hay algo malo en nosotros, a ser inseguros y a depender de la opinión de otros.


Estas son 10 señales para saber si estamos siendo "Gaslighteados" (información recogida de psicóloga Robin Stern, autora del libro The gaslighting effect).


  1. Te cuestionas tus ideas o acciones constantemente.

  2. Te preguntas si eres demasiado sensible muchas veces al día.

  3. Siempre te estás disculpando: a tu padres, a la pareja, al jefe.

  4. Te preguntas por qué no eres feliz, si aparentemente están pasando tantas cosas buenas en tu vida.

  5. Constantemente ofreces excusas a tus familiares o amigos por el comportamiento de tu pareja.

  6. Te ves a ti mismo reteniendo u ocultando información para no tener que explicar o dar excusas a parejas o amigos.

  7. Empiezas a mentir para evitar que te cambien de realidad.

  8. Te cuesta tomar decisiones, incluso aquellas simples.

  9. Sientes que no puedes hacer nada bien.

  10. Te preguntas si estás siendo lo suficientemente buena hija/amiga/empleada/novio/a constantemente.


¿Qué puedes hacer?


1. Confía en tu intuición

2. No busques la aprobación

3. Recuerda tu soberanía sobre los propios pensamientos

4. Sé consciente de tus valores

5. Mantén tus límites personales



Ahora hablemos del gaslighting social.

El autor Julio Vincent, quien a través de su viral artículoPrepare for the Ultimate Gaslighting, ofreció una posible visión del mundo futuro con base a sus experiencias y charlas con analistas en psicología. Vincent trae a la mesa un escenario donde elGaslighting será la mayor estrategia publicitaria que tendrá el poder de hacer dudar de la propia cordura.


La nuevas formas de vender se harán presentes y no atacarán el cerebro, sino "el corazón". Esto para reconectar con la vulnerabilidad emocional, pero dejando pasar el hecho de que, por ejemplo, los sistemas de salud del mundo colapsaron.


la realidad hoy día es que esta técnica de manipulación se presenta más frecuente de lo que se cree en la actualidad. De hecho, hoy día, el gaslighting se usa para describir una forma de abuso emocional, muy sutil, para hacer que el mártir dude de su propio criterio.

Esta clase de manipulación induce a las personas a que se sientan ansiosas, confundidas o hasta depresivas. No es fácil lidiar con cuestionamientos sobre nuestra propia cordura, y sobre la realidad que percibimos. Y es que, indiscutiblemente, muchos nos debemos sentir abrumados por toda la crisis social y económica que acompaña esta emergencia sanitaria.

Al respecto, el portal Forge, un medio de publicación sobre desarrollo personal alberga uno de los artículos más realistas y honestos sobre la perspectiva humana frente a esta crisis. En este se afirma que, desde ya, se proyecta el gasto de miles de millones de dólares en contenido publicitario, cuyo propósito esencial será vendernos un dócil y victorioso retorno a la normalidad.


Dentro de poco, cuando sean varias las naciones que empiecen a descifrar cómo salir del confinamiento y empecemos a retornar al día a día, recibiremos bastante información de toda índole, donde se intentará convencer a todas las personas de que volveremos a la normalidad, intentando que todo este pandemónium se sienta sólo como un mal sueño. Este propósito vendrá en formas tradicionales como las vallas publicitarias, la publicidad virtual los publirreportajes, y un sinfín amplio de comerciales, y en formas modernas como una generación 2020-2021 de memes para convencernos de que lo que realmente deseamos es la normalidad.


Empezaremos pronto a ver circular ideas publicitarias para convencernos de que lo que en realidad necesitamos es la comodidad de la costumbre. De volver a lo que era y teníamos antes del coronavirus. Y, justo allí, serán varias las marcas que se presentarán convenientemente para saciar las “necesidades” de los consumidores.


El gaslighting en épocas de pandemia es una realidad, un tanto abstracta.Y una vez empiece a aclararse el panorama actual, las estrategias publicitarias para reforzar la idea de que el impacto del virus en realidad no fue tan alto, o para promocionar productos que garantizarán la normalidad que dicen que añoramos estallarán frente a nosotros. Todo un artificio al que sugiero su completa atención. 


Saber que el próximo paso a seguir de las grandes empresas de publicidad será el nuevo método de manipulación masiva para re-enfocarnos de nuevo en el gran consumismo.


www.yubiavalette.com

*Diferentes fuentes fueron utilizadas para este material





75 vistas
Yubia Valette - Logo

Reconstructivas   Consteladora   Reconexión  |  Conferencista

+1 (829) 344-1166  WhatsApp

yvalette@yubiavalette.com