• Yubia Valette

¿Y dónde están mis hijos? Sobre las emociones de los menores de la casa estando en casa.

Actualizado: may 6


Mi primera pregunta para este blog: ¿cómo la has estado pasando?, ¿y con los niños?, ¿de que te has dado cuenta?, tal vez has podido mirar a tus hijos y darte cuenta de que sí han crecido, de que el pelo les cambio, ¿como es el dialogo con ellos?, ¿has visitado sus habitaciones?, ¿sabes sus secretos?


¿Sabes cómo están tus hijos? ¿Sus temores?...


Los niños escuchan todos los días sobre el virus, así que siéntese un momento con ellos para explicarles qué es esta sucediendo en palabras adecuadas para su desarrollo. Empiece la conversación con la siguiente pregunta: “¿qué es para ti el estar en cuarentena?”. La respuesta le permitirá entender qué sabe el niño —o cree saber— y cómo percibe.


Explique cómo la cancelación de un evento previene la propagación de la COVID-19

Los niños pequeños pueden creer que la cancelación de un evento, de las vacaciones familiares, de los planes de ir al cine, etcétera, es consecuencia de algo que ellos hicieron mal. Recuérdeles que, por ahora, el motivo de no poder asistir a un evento es prevenir que el virus se propague entre un grupo grande de personas. De ser una posibilidad real, dígales que asistirán al evento después de que pase todo el peligro.


Recuérdeles que cuando estén al cuidado de otra persona, deben escucharla

Es importante decirles que deben seguir las instrucciones y las órdenes de quienes se responsabilizan por ellos durante su ausencia, como los abuelos, un cuidador diurno, un maestro, etcétera. Las órdenes que les den, como lavarse bien las manos, mantener la distancia social, cubrirse la boca con la manga para toser o estornudar, y demás, sirven para protegerlos y mantenerlos a salvo.   


Cree nuevas rutinas para toda la familia

Crear y mantener rutinas ayuda a los niños a predecir cuál es el plan y eso les permite sentir control sobre la situación. Use una pizarra blanca o un papel para mostrar el horario diario de la casa. Explíqueles que si se continúa pidiendo mantener la distancia social, la nueva norma será de quedarse en casa y, en ese caso, fijar expectativas claras para el día les permitirá sentir apoyo y satisfacción. Al preparar el horario, piense en lo siguiente: la hora de levantarse y de acostarse, las comidas, el estudio, el ejercicio y otras actividades al aire libre, el juego, las tareas domésticas, etcétera.


Jugar, jugar y jugar

Los niños aprenden y procesan las cosas a través del juego. Como familia, aproveche la oportunidad de permanecer en casa y practique tanto la distancia social como la interacción. Diviértanse con juegos, saquen juguetes, hagan rompecabezas, lean libros, escuchen y toquen música, bailen, salgan a caminar y trabajen juntos en proyectos artísticos. Por las noches, escojan un tema, por ejemplo: noche divertida, noche de películas, noche para cocinar, noche de juegos de mesa o noche de helado. Pese a que permanecer todo el tiempo en casa no sea la norma, aproveche esta oportunidad para estar juntos en familia y crear buenos recuerdos.          


Deles la oportunidad de comunicarse con sus seres queridos a través de dispositivos electrónicos

Durante el aislamiento social, llame a los abuelos, a los tíos, a los primos y a los amigos con los que normalmente tendría interacción, o comuníquese con ellos por FaceTime u otras aplicaciones similares. Eso evitará que los niños se sientan muy aislados, pues continuarán manteniendo y fomentando la relación con sus seres queridos. Haga una cita para juego virtual con un amigo de su hijo, pues aunque cada uno juegue a lo suyo, a los niños les satisface ver jugar a los demás. Si los niños participan en la misma actividad, pueden entonces jugar juntos de forma virtual, lo que crea y respalda el juego en paralelo. La conexión virtual también es otra manera de fomentar el desarrollo social mediante la interacción con los demás.


Si los niños enferman, tranquilícelos

Recuérdeles que usted o la persona encargada de cuidarlos permanecerán vigilantes ante la situación. Tranquilícelos diciéndoles que en caso de requerir asesoramiento, usted se mantendrá en estrecha comunicación con el proveedor de atención médica y que ese profesional le dará instrucciones respecto a lo que debe hacer. 


Los niños, niñas y adolescentes no están exentos a esta situación y pueden ser vulnerables a sentimientos de ansiedad, estrés y tristeza. Algunas recomendaciones para apoyar y contener a los niños, niñas y adolescentes:


  1. Ayude a los niños, niñas y adolescentes a encontrar formas positivas de expresar sentimientos perturbadores como el miedo y la tristeza. A veces, participar en una actividad creativa, como jugar y dibujar, puede facilitar este proceso. Los niños, niñas y adolescentes se sentirán aliviados si pueden expresar y comunicar sus sentimientos perturbadores en un ambiente seguro y de apoyo.

  2. Mantenga a los niños, niñas y adolescentes cerca de sus padres y/o referentes afectivos, si se considera seguro para ellos, y evite separarlos de sus cuidadores tanto como sea posible. Si un niño, niñas o adolescente necesita ser separado de su cuidador o referente afectivo principal por algún motivo, asegúrese de que el cuidado alternativo sea apropiado y que un trabajador social, o equivalente, haga un seguimiento regular del niño. Además, asegúrese que durante los períodos de separación, se mantenga un contacto regular con los padres y cuidadores, mediante llamadas telefónicas o video llamadas programadas dos veces al día u otra comunicación apropiada.

  3. Mantenga rutinas familiares en la vida diaria ya que ayudan a organizar el tiempo durante el período de distanciamiento social. Intenten generar actividades atractivas apropiadas a la edad de cada uno. En la medida de lo posible, anime a los niños, niñas y adolescentes a continuar los vínculos con amigos, amigas y compañeros de colegio a través de las redes sociales y los medios que tenga disponibles. La existencia de periodos de actividades escolares, momentos de recreación y alguna actividad física es importante para evitar exceso de ansiedad, tristeza y malestar que puede generar la situación de ausencia de contacto social.

  4. Enseñe a los niños, niñas y adolescentes a protegerse a sí mismos y a sus amigos. Animarlos a lavarse las manos con frecuencia y enseñarles a cubrirse la tos o estornudos con el codo. Asimismo, recuérdale que evite tocarse los ojos, la nariz y la boca; ya que las manos facilitan la transmisión. Explíquele que si se siente mal, debe comunicárselo a un adulto.

  5. Bríndeles apoyo afectivo. Es posible que los niños, niñas y adolescentes no distingan las imágenes que ven en las pantallas de su propia realidad personal y crean que corren peligro inminente. Es fundamental ayudarlos a lidiar con el estrés, ofreciéndoles explicaciones acordes a su capacidad de entendimiento, con lenguaje sencillo, oportunidades para jugar y relajarse siempre que sea posible.

  6. Cuídese. Podremos ayudar mejor a los niños, niñas y adolescentes si nosotros también estamos sobrellevando la situación. Ellos percibirán la reacción a las noticias, así que les ayudará saber que los adultos están tranquilos. En caso de sentir ansiedad o mucha preocupación, es importante tomarse un tiempo y hablar con otros familiares, amigos o personas de confianza.

  7. Responda a las reacciones del niño, niña o adolescentes de manera paciente, escuche sus inquietudes y bríndele atención y apoyo. Trasmítale seguridad y recuérdele que esta situación es transitoria. Hágale saber que es natural que se sienta molesto o enojado.


Claves para los momentos de aislamiento:

  • Recuérdele que esta situación es TRANSITORIA.

  • Procure informar que la medida de suspensión de clases es transitoria e intente planificar actividades con antelación.

  • Durante el acompañamiento para estudiar en clase, tome una actitud de apoyo, recuerde que usted no es su maestro y ellos ante la presencia de los padres pueden sentirlo como una presión que los condiciona en su rendimiento.

  • Procure un hábito de horarios, tareas y responsabilidad en base a su edad, dedicando un tiempo diario a la lectura o actividades intelectuales. Busque un espacio de la casa lo suficientemente tranquilo y libre de distractores (televisores, música, ruido).

  • Si todo el grupo familiar se encuentra en cuarentena y los adultos deben trabajar desde su casa y al mismo tiempo acompañarlos en la modalidad de educación en casa, trate de organizarse para poder dedicarle el tiempo necesario en su aprendizaje en casa.

  • Promueva tiempo para el juego libre, deporte, movimiento corporal en función del espacio físico con el que se cuente.

  • En relación a las pantallas, considere ser flexible entendiendo que se trata de una situación crítica temporal. Tener en cuenta que los adolescentes van a recibir sus tareas escolares por internet y necesitarán de una computadora u otra pantalla.

  • Trate de generar diferencias entre los horarios y rutinas de un día de semana de los del fin de semana.

  • Busque la forma de conciliar la vida familiar y laboral organizando los horarios con el otro progenitor, familiares u otros apoyos, si los hubiera.

  • Trate de aprovechar la situación para pasar más tiempo de recreación en familia.


Les dejo unos canales de youtube con temas realmente interesantes para los niños y adolescentes de la casa.


www.yubiavalette.com

*Varias fuentes consultadas para este articulo."














98 vistas
Yubia Valette - Logo

Reconstructivas   Consteladora   Reconexión  |  Conferencista

+1 (829) 344-1166  WhatsApp

yvalette@yubiavalette.com

Copyright © 2017   |  Yubia Valette©  |  Todos los derechos reservados

Desarrollada por Albania Aybar y Rafael Emilio Genao